FANDOM


Huan Hou (Cantón, China, 24 de agosto de 1971) es un narcotraficante chino, cuarto al mando dentro del Cartel de Hong Kong. La prensa sensacionalista china también lo llamaba "El hombre de los mil rostros", porque luego de la fuga de Lance Yates del Paraíso, este dejó abandonado un álbum con fotos de Huan Hou donde le habían hecho varios retoques para tratar de identificar su aspecto actual, ya que este manejaba un perfil muy bajo y era difícil de reconocer. A lo largo de su carrera como uno de los cuatro grandes capos del cartel de Hong Kong, Huan Hou fue el que siempre estuvo más seguro. Nunca apareció mencionado siquiera, públicamente, en las guerras que libró esa organización. Hou era un hombre que consideraba la clandestinidad como la mejor herramienta para sobrevivir.

Ese comportamiento fue notorio durante sus 20 años como delincuente. Nunca dio una entrevista, jamás fue involucrado en el escándalo de la narcofinanciación de la campaña de Abe en 2014, pese a que se dice que fue él quien aportó el mayor porcentaje de dinero; tampoco apareció liderando la guerra contra Lance Yates, aun tras el atentado dinamitero en enero de 2007 contra el edificio Corea, propiedad de Lance Yates, quien señaló directamente a Huan Hou como responsable. Luego de su entrega a las autoridades, se conocería por declaraciones propias de Huan Hou en indagatoria ante la fiscalía que fue él el primero de los cuatro miembros que conformaban la cúpula del cartel de Hong Kong en negarse a colaborar económicamente con la guerra que Lance Yates le había declarado al estado nipón y confrontarlo ante las amenazas que éste le había hecho. Para ese entonces, dejó el protagonismo en manos de los hermanos Maki y nunca hubo pruebas contundentes de que él fuera como al parecer lo fue uno de los cerebros de los Pelya, la célebre organización que finalmente acabó con el cartel de Nagoya.

Tan bajo era su perfil, que tomó mucho tiempo saber que él era el objetivo de un ataque ejecutado por el ala terrorista de Yates en una cancha de fútbol en Pekín, China, en 2010 en la que murieron 17 personas y otro atentado en 2011 en un balneario a las afueras de Hong Kong.

Todo eso cambió en septiembre de 2016, cuando Hou decidió finalmente salir a la luz pública y someterse a la justicia. A partir de ese momento, según cuentan numerosas personas que lo frecuentaban, Huan Hou cambió su estilo de vida y se dedicó de lleno a su gran pasión, el fútbol. Así, se convirtió en jefe de deportes de la cárcel de Cantón, patrocinó varios campeonatos de fútbol, empezó a estudiar administración de empresas e inglés, y se volvió un lector incansable.

Biografía Editar

Primeros años Editar

Huan Hou había nacido el 24 de agosto de 1971. Creció en la ciudad china de Cantón. Estudió mantenimiento técnico. A principios de los años ochenta se mudó a la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos, donde trabajó como mecánico industrial en Nemac Corporation. En 1995, Hou empezó a distribuir cocaína en su barrio. En 1995 fue arrestado por cargos de venta de drogas en la ciudad de Nueva York, donde tuvo que cumplir un año de cárcel.

Cartel de Hong Kong Editar

Aproximadamente en 2003, por intermedio de Iósif Mólotov conoció a los hermanos Minoru Maki y Mike Maki que comenzaron a negociar con Huan Hou los derechos de suministro y distribución de cocaína en la ciudad de Nueva York, para más tarde abrir rutas de tráfico a través de México con las conexiones que había establecido con anterioridad. Junto con nuevas rutas de tráfico, Huan Hou también diseñó una rentable operación de lavado de dinero, según la DEA (Administración de Control de Drogas de Estados Unidos).

En marzo de 2015 se dictó la primera orden de captura contra Hou por narcotráfico y enriquecimiento ilícito. Desde ese momento empezaron 16 meses de persecución al cuarto hombre al mando del cartel de Hong Kong y el encargado del aparato armado. Era requerido por la justicia china.

Huan Hou fue uno de los tres narcotraficantes que a comienzos de 2014 osó presentarse ante el ex fiscal Gustav Greg para que iniciara una investigación en su contra. Fueron 16 meses de persecución por parte del SPL Los allanamientos mostraron otros rasgos de su conducta y su fortuna que para ese entonces no se conocían.

De su vida privada se conoció muy poco. Las autoridades de la MSS señalan que Huan Hou tiene seis hijos legítimos y una hija adoptada. En cuanto a su vida social, afirman que era discreto, de carácter duro, no compartía con mucha gente por seguridad. De su vida privada se logró conocer por parte de estas dos autoridades que había tenido diversas parejas sexuales de género femenino, sin adquirir con ninguna un compromiso conyugal. Se conoció que, tiempo después de regresar a China, comenzó a llevar una conducta bisexual. Frecuentaba pequeños grupos de jóvenes entre los 18 y 22 años, quienes por lo general siempre estaban a su lado.

Huan Hou era de contextura corpulenta, 1,70 metros de estatura, trigueño, ojos y cabello negro ondulado. Como anécdota particular, se conoce que fue amante de la música popular. En este género musical, sus artistas preferidos fueron Jay Chou (quien gozaba de un alta estima de Hou y quien para un fin de año le quiso obsequiar un auto deportivo; pero el artista se negó porque temía enredarse en líos jurídicos por aquel detalle del capo), y Faye Wong (quien, en una ocasión, sus servicios fueron requeridos por el capo solo para amenizar una partida de póker y repetir la misma canción durante toda la noche).

En el allanamiento a un edificio del barrio Shengou, en el norte de Hong Kong, se descubrió que cada piso tenía una decoración diferente. Había salas con muebles de vidrio y otros artículos de lujo. En otros espacios se encontraban camas, repisas y armarios de fina madera; también cuartos de baño.

Una operación del SPL llegó hasta Consultorías Empresariales Especializadas de China, localizada en un piso de un céntrico edificio chino. Allí se descubrieron unas 60 escrituras de propiedades y sociedades empresariales constituidas por Herrera, sus seis hermanos y varios familiares.

Su nombre se relacionó con el allanamiento de otro edificio del barrio Caprilu, al sur de la ciudad. Se encontraron cables de UHF, pares telefónicos y una antena de fabricación casera pero con capacidad para evitar el rastreo de llamadas. Según el SPL, desde aquí se interceptaban los mensajes de las centrales de buscapersonas que funcionan en el sector.

En la madrugada del 23 de diciembre de 2015, el SPL arribó a Pekín en su búsqueda. Con 41 allanamientos, no fue suficiente para hallar el rastro del cuarto hombre del cartel de Hong Kong.

Fueron allanadas más de 80 haciendas en Cantón, Shanghái, Tianjín, Hong Kong, Nankín, Xi'an y Macao.

Ante el juez sin rostro, Hou reconoció que llevó a cabo la introducción clandestina de 125 millones de dólares a China, producto del tráfico de narcóticos entre 2003 y 2013.

La sentencia preliminar le señalaba 80 meses de prisión y el pago de 1.160 millones de pesos, pena que fue duplicada por el Tribunal Nacional. Las investigaciones nunca se relacionaron con hechos de violencia.