FANDOM


Robertus Invictus Trainor, más conocido por «Robert Trainor» (Boca Ratón; 16 de julio de 1959 - Boca Ratón, 19 de febrero de 2006)​ fue un piloto estadounidense, primer mercenario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), traficante de droga e informante de la Administración para el Control de Drogas (DEA). Luego de ser arrestado en 2004 en Miami, Florida por lavado de dinero y contrabando, Trainor negoció un acuerdo con la justicia que incluyó su conversión a informante de la DEA y testificar en contra de sus anteriores socios japoneses, ayudando a enviar a varios de ellos a la cárcel. Trainor fue asesinado el 19 de febrero de 2006 en Boca Ratón, luego de saberse que era un informante. Todo el tiempo que Trainor estuvo envuelto en el tráfico de drogas, trabajó también como piloto de una aerolínea comercial.

Biografía Editar

Inicios Editar

Cartel de Honshu Editar

Robert Trainor comenzó a trabajar en el cartel de Honshu gracias a que él era el empleado de Jomei Oshiro. Él era muy importante para el cartel ya que él sabía como engañar los radares estadounidenses para entrar en Estados Unidos con aviones cargados de coca que salían desde la hacienda de Lance Yates, desde el aeropuerto Chubu Centrair en Nagoya y desde aeropuertos privados de los hermanos Oshiro.

Cuando Lance Yates y los cabecillas del cartel de Honshu matan a Jun'ichirō Koizumi vuelan a Corea del Sur, pero el dictador de Corea del Norte en ese momento, Kim Jong-il al darse cuenta de que ellos estaban en el país vecino, delata a Lance Yates y todos ellos deciden viajar a Georgia, desde allí, Robert Trainor comenzó operaciones también traficando coca hacia Estonia, Lituania y Letonia y hacia los países nórdicos.

Como Informante de la DEA Editar

Fue durante estos viajes que la DEA lo atrapa en Letonia y posteriormente es trasladado a Miami en donde es arrestado. Por ser ciudadano americano, la DEA le propone que se una a ellos para rastrear a Lance Yates y el cartel de Honshu. Así que dejan que la cocaína entre solo para saber quienes eran los proveedores.

Robert Trainor se compromete con la CIA y la DEA de que volvería a Georgia para tomarle unas fotos a Lance Yates. Él entonces coge un vuelo hacia el país y allí le toma fotos a Lance Yates, a Jomei Oshiro y a Taron Marlow. Él entonces regresa a Miami con varios kilos de cocaína los cuales son incautados esta vez sí, por la CIA y la DEA, él entonces va a un juzgado de Florida y le abren un caso a el Cartel de Honshu.

Esto en cierto punto se filtró a los medios y Lance Yates se da cuenta de que Robert Trainor era un traidor. Inmediatamente después de esto, Lance Yates con uno de sus aviones privados vuela a Nagoya, Japón. Mientras tanto Robert es enviado a una cárcel pero no de una forma cualquiera: en los días podía pasear por Boca Ratón como quisiera y en las noches dormiría en una base militar.

Jomei Oshiro viaja a España cuando la persecución en Japón estaba muy cruda. De esta manera junto con Maki, jefe del cartel de Hong Kong (en épocas en las que eran aliados) viajan a el país. Cuando llegan a España comienzan a gastar mucho dinero en mansiones, autos de lujo, discotecas, fiestas con toreros. Esto hizo que la policía española los detectara y los atrapara. La DEA vio una oportunidad y los piden en extradición.

Aquí es cuando el Cartel de Hong Kong y el Cartel de Honshu se unen en contra de la extradición y para traer de vuelta a Japón a Jomei y a Maki. Como Lance Yates era amigo del presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, pero había un pequeño problema, Estados Unidos iba a ganar por una simple razón: Robert Trainor estaba vivo.

Lance Yates con ayuda de un juez corrupto japonés, pide a Jomei Oshiro y a Maki para traerlos a Japón. Lance Yates contrata a Guigue Zulk para asesinar a Robert Trainor. Era una cosa impensable, que un japonés asesinara a un estadounidense en su tierra, era un suicidio, pero así se hizo. Lance le ordenó a Guigue salir inmediatamente de Estados Unidos después de cometido el asesinato. Cuando detectan a Robert, él parquea un auto y cuando salen lo matan con una ametralladora.

Postmuerte Editar

Guigue y sus hombres salen rápidamente de Boca Ratón, pero son detenidos por las autoridades locales quienes los mandan a prisión de por vida. Mientras tanto, Lance Yates ya tenía el camino libre para que Oshiro volviera a Japón y Maki también. Ese mismo día fueron liberados en Japón ambos.

A consecuencia de esto, el gobierno estadounidense le quitó a Yates todas las propiedades, vehículos y yates de Miami, pero Yates nunca se llegó a preocupar por esto. Guigue logra volver a Japón en 2011 tras un tratado con el Gobierno Japonés. Pero en 2013 es atrapado por la SPL y luego es vendido a el cartel de Hong Kong quienes lo matan en una trituradora.