FANDOM


Vladímir Sokolov (29 de abril de 1966, Moscú, RSFS de Rusia, Unión Soviética-17 de agosto de 2007, Moscú, Rusia) fue un narcotraficante ruso, conocido como El Jefe De Moscú, en el siglo XX se convirtió en el zar de la cocaína en Rusia y fundó el primer cartel de Moscú. Llegó a controlar todo el trasiego ilegal de drogas hacia Europa y hacia Japón.

Biografía Editar

Inicios Editar

Vladímir Sokolov nació en Moscú, RSFS de Rusia, Unión Soviética, en 1966. Desde pequeño quiso ser un gran espía del KGB, la agencia de inteligencia más grande de la Unión Soviética y una de las mejores del mundo. En 1986 formó parte de esta agencia y luego trabajó como guardaespaldas del entonces gobernador, Borís Grómov.

Aún así, en 1984 él había fundado en Vladivostok, campos de cultivo de pasta de coca. Sabía que algún día lo iban a atrapar los mismos de la KGB, por lo que decidió irse de la agencia con la suficiente información como para formar un cartel de cocaína exitoso.

Cartel de Moscú Editar

Por eso, en 1987 se funda el Cartel de Moscú, también conocido como el Cartel de Podmoskovie, junto con Roman Carrow, Ernest Filipov, entre otros. Se encargo del comercio de heroína y marihuana hacia Europa, Georgia y Japón como el comercio y producción de cocaína hacia los mismos países.

En 1987 conoce a Misa Amane, con la que comienza el tráfico a Japón, el cual ya estaba difícil por ser marítimo. Aún así, entre ambos lograron resolver todo y trasladar la primera barca con cocaína a Japón ese año. La cocaína comenzó a ser un problema para Eurasia, por lo que la KGB comenzó a buscar sus redes, pero Sokolov pudo, con sus artes de contrainteligencia, vencer a la organización legal.

Su protector siempre fue Borís Grómov, quien lo dejó surgir como un narcotraficante, de lo cual, ni a día de hoy se arrepiente. Vladímir tuvo propiedades en Inglaterra, para ocultar sus riquezas de los soviéticos. El grupo paramilitar "Federación Rusa" fue pagado por Vladímir Sokolov durante 1989-1990. En 1991, la caída de la Unión Soviética provocó una ruptura en las leyes, fue durante el inicio de la Federación Rusa que Sokolov ganó una fortuna y varias propiedades en el país. En 1992, por medio de Misa Amane, conoce a Lance Yates, quien se vuelve amigo y aliado de Sokolov, haciendo una de las alianzas más fuertes de la historia de la mafia.

Radimir Maksimov, amigo de Sokolov, era un narcotraficante georgiano, el fue quien aconsejó a Vladímir de hacer una red de narcotrafico de la siguiente manera (Rusia-Japón-Hawaii-Estados Unidos-Canadá y México). Cuando Andrey Grómov nació, hijo de Borís Grómov, fue Sokolov el padrino. Posteriormente, el Cartel de Leningrado (recién renombrado Cartel de San Petersburgo), enemigo acérrimo del Cartel de Moscú, asesinan al apenas bebe Andrey.

En 1996, su alianza se vuelve más fuerte con el Cartel de Honshu recién fundado. Los problemas comenzaron en 2004, con Vladímir Putin en el poder. Putin inició una guerra contra el narcotrafico ruso, que fue tan fuerte que Sokolov se mudó a Japón en el 2005. Durante las Cartel Wars (2006-2013), Vladímir Sokolov comenzó su guerra también contra el Cartel de Hong Kong, de la misma manera que Lance Yates comenzó a atacar el Cartel de San Petersburgo.

Sokolov junto con 5 de sus lugartenientes son apresados en 2007 y luego fusilados en la plaza pública de Moscú.